Las caminatas son guiadas y pueden ser individuales o en grupos pequeños de hasta 5 perros. Además del ejercicio físico que la caminata implica, su perro realizará fuerte trabajo mental como concentrarse en caminar sin halar de la correa, sin cruzarse de un lado al otro y sin pelear con otros perros.

Sin embargo, la caminatas no se tratan solo de concentración. Incluyen actividades tales como oler el césped, escarbar en el suelo, correr y jugar con otros perros, que son muy necesarias para el buen desarrollo mental de su perro. Luego de la caminata su perro estará más calmado, feliz, relajado y con ganas de descansar.